Follow by Email

lunes, 29 de febrero de 2016

Conferencia Servicio Post Adopcion en Madrid




CONFERENCIA SERVICIO POST ADOPCIÓN

“SOBRE LOS PROBLEMAS DE APRENDIZAJE EN EL HIJO ADOPTIVO”.

Dentro del programa de conferencias cuatrimestrales del Programa de Apoyo Post-adoptivo para las familias de la Comunidad de Madrid, se ha programado este nuevo evento dirigido a los padres y madres adoptivos.

La integración escolar y  el rendimiento académico de los hijos,  supone para  padres y madres  adoptivos una de las principales preocupaciones y motivos por los cuales suelen acudir a solicitar orientación y apoyo a los profesionales de la salud y de la educación.

En esta conferencia vamos a abordar  la relación que existe entre  el aprendizaje y el apego, así como los aspectos emocionales  a tener en cuenta   a la hora de entender las dificultades de los niños y niñas; se expondrán cuestiones concretas en relación a la adopción y el aprendizaje; dedicaremos una parte de este encuentro a los trastornos por déficit de atención e hiperactividad.

Intentaremos clarificar las cuestiones fundamentales que los padres y madres deben tener en cuenta para que la incorporación a la escuela sea una experiencia que favorezca la integración, el aprendizaje, la socialización y en general, el desarrollo integral de los niños y niñas.

Fecha: Jueves, 17 de Marzo, 19.00 h.
Lugar: Instituto Atti. Sede del Servicio de Apoyo Postadoptivo.

Ponentes: Marian Márquez  y Beatriz López- Palop



Evento gratuito previa inscripción

martes, 23 de febrero de 2016

Recordamos un articulo sobre un orfanato en Rusia

Visita a un orfanato especial

18 de febrero de 2013 VERA TURKINARUSIA HOY
En las afueras de Yaroslavl, al final de un largo camino bordeado de abedules, en una pendiente de un barrio residencial, se encuentra el Orfanato Especial Nº 1, que alberga niños de 0 a 5 años.

Fotografías de Serguéi Ponomarev.

En las afueras de Yaroslavl, al final de un largo camino bordeado de abedules, en una pendiente de un barrio residencial, se encuentra el Orfanato Especial Nº 1.

En otro tiempo, este edificio de ladrillo gris, de tres plantas, fue una escuela infantil. Posteriormente se convirtió en un hogar para niños abandonados de 0 a 5 años de edad.

Recientemente, en 2009, se le añadió un ala nueva, construida según los estándares de las instituciones de este tipo.

Liubov Rogóvskaya, una mujer menuda, de cabello oscuro y rostro dulce, que ha dirigido el orfanato durante 30 años, no oculta su orgullo cuando nos guía por el lugar.

Las instalaciones han sido recientemente redecoradas con los suaves colores de la infancia; las paredes están cubiertas de fotografías de animales o paisajes. El orfanato alberga actualmente a 96 niños pequeños. A primera vista, parece que tienen todo lo que se puede desear: piezas de juegos quedan aplastadas bajo montones de juguetes; la sala de deporte, la piscina de terapia acuática y un área de esterilización se encuentran en excelentes condiciones. Hay un montón de actividades para entretener y desarrollar a los pequeños: deportes, manualidades, canto, etc.

La mayoría de los que aquí residen son “huérfanos sociales”, como los que residen en cualquier orfanato de Rusia. Es decir, sus padres están vivos, pero por varios motivos viven separados de sus hijos. A muchos se les ha restringido la patria potestad; en algunos casos les ha sido privada por completo.

Así, los niños internados en estas instituciones tienen diversos estatus. Los niños a cuyos padres no se les ha privado de la patria potestad no pueden ser adoptados: solo pueden criarse en familias de acogida. Solo aquellos que han sido deliberada o forzadamente abandonados – y cuyos padres han perdido todos los derechos sobre sus hijos – pueden ser adoptados.

“28 niños están aquí de forma temporal, esperando volver con sus familias biológicas; para el resto, necesitamos encontrar familias de acogida”, explica Rogóvskaya.

No hay leyes federales para apoyar a las familias que pasan dificultades. En Rusia los servicios sociales no hacen nada para fomentar que las madres no se separen de sus hijos.
Y las familias que ven a sus hijos apartados por los Servicios Sociales porque “su salud o su seguridad estaban en peligro” no reciben apoyo alguno para rehabilitarse.

En los últimos años los orfanatos han asumido esta responsabilidad para luchar contra “el hecho de que los niños se conviertan en huérfanos”, para que dejen de ser “abandonados”.
“Tenemos un programa de ayuda a las madres para que creen las condiciones necesarias para recuperar a sus hijos”, explica Rogóvskaya. “La madre promete hacer visitas regulares al niño.

Durante estas visitas, psicólogos, médicos y educadores trabajan con ellos. “Nuestro objetivo es encontrar un hogar para todos los niños que están a nuestro cargo. Esto significa que, o bien deben volver a sus casas, o bien deben encontrar un nuevo hogar” dice la enfermera jefe, Sofia Valérievna.

En 2012 se admitieron 92 niños en el Orfanato Especial Nº 1. De estos, 84 se fueron, bien para volver con sus familias, o bien porque alcanzaron la edad en que deben ser trasladados a otro orfanato para niños de 5 a 18 años. 25 niños volvieron con sus familias de origen.

La institución cuenta con 197 empleados para el cuidado de los niños. Pero no es suficiente, según admite Valérievna. Solo hay 63 enfermeras; necesitamos el doble de eso. El orfanato ha perdido a muchos empleados recientemente porque los salarios son muy bajos. Como enfermera jefe, Sofia gana 17000 rublos al mes (417 euros). Una enfermera de ordinario no gana más de 220 euros. “Este es nuestro principal problema actualmente”, dice la directora. “A la larga acabaremos perdiendo personal médico y educadores”.

Sin embargo, la atmósfera general no refleja estas preocupaciones. Hay de cinco a seis niños por grupo, atendidos por dos adultos. Al vernos a nosotros, los niños nos miran con curiosidad, pero permanecen en su guardia; son más bien tímidos y reservados.

Algunos, sin embargo, están muy orgullosos de mostrar lo que saben hacer. Por ejemplo, hay un pequeño de cuatro años de edad, Artiom, que está en el centro de la sala de conciertos, cantando a voz en cuello y volviendo a repetir hasta tres veces el mismo estribillo de una canción sobre el árbol de Navidad.

En la sección de bebés, las niñeras cuidan a los niños individualmente, sobre todo a aquellos que necesitan cuidados especiales.
Aquí la mayoría de los niños tienen problemas de salud, algunos de nacimiento, otros como resultado de un maltrato”, explica Sofia con tristeza. “Muchos tienen problemas de desarrollo; otros han llegado después de sufrir abusos, desnutridos y abandonados a su suerte durante mucho tiempo”.

El Orfanato Nº1 puede parecer una institución confortable y segura para estos pequeños huérfanos a quienes no falta de nada. Excepto lo más importante: “Nada, ninguna comodidad material puede sustituir el calor de una familia de verdad”, concluye Rogóvskaya.


domingo, 21 de febrero de 2016

La segunda fase de la adopción: romper con el apego inseguro


Alicante, 21 feb (EFE).- Un 18 % de los niños adoptados presenta un peor ajuste psicosocial cuando llegan a la adolescencia, derivado de las circunstancias que motivaron su adopción y arrastra vínculos afectivos inseguros que influyen en su comportamiento, según coinciden los estudios realizados en este ámbito en España.
La Universidad de Alicante (UA) desarrolla una novedosa investigación basada en la teoría del apego, que aborda los modelos más idóneos en adolescentes adoptados y en familias adoptivas o acogedoras para romper con esos estilos de afecto inseguros.
"La teoría del apego explica cómo nos relacionamos afectivamente con los demás y tiene su base en las primeras relaciones que se establecen en la infancia", ha dicho, en una entrevista a Efe, la directora del Grupo de Investigación en Intervención Psicosocial con familias y menores de la UA, Ana Rosser.
De acuerdo con los trabajos sobre la adopción internacional de niños originarios de Rusia y Europa del Este, el cuarenta por ciento de ellos presenta indicios de un "apego inseguro" cuando son recibidos por sus familias adoptivas españolas, ha concretado la también doctora en Psicología y profesora del departamento de Comunicación y Psicología de la UA.
Sin embargo, según la teoría del apego, "el hecho de que tú hayas tenido unas condiciones inadecuadas en tu primera infancia no tiene por qué marcarte de por vida", ha precisado Rosser.
Incluso, los estilos de apego inseguros, que son bastante estables, se pueden modificar. ¿Cómo? Si aparece una nueva figura de apego: un nuevo cuidador, una nueva madre, una nueva familia que, de alguna manera, rompe ese esquema mental anterior, que el niño se había forjado en su primera infancia, ha indicado.
En algunas ocasiones se precisa de ayuda psicológica, cuando en los niños o adolescentes adoptados persisten en modelos de apego inseguros más resistentes al cambio.
Según Rosser, "las familias inicialmente albergan unas expectativas muy poco realistas al tener idealizado al niño que van a recibir y pensar que con sus atenciones y cariño podrán resolver todas las dificultades, y eso no tiene por qué ser así".
"Es verdad que las familias reciben una formación previa a la adopción, pero también es muy importante que, después, una vez que han recibido al niño, haya servicios de apoyo para orientarlas sobre cómo actuar, detectar cuando hay ciertas dificultades y derivar a una terapia si es necesario", ha especificado.
Todo ello sin perder nunca la perspectiva de que, para un niño adoptado, todo lo relacionado con su adopción es como un agujero negro que le gustaría llenar, porque es fundamental para su identidad el saber a quién se parece, por qué se comporta de ese modo..., muchas preguntas que se plantea de manera más profunda cuando llega a la adolescencia.
España vivió una especie de "boom" en lo referente a las adopciones internacionales a mediados de la década de los noventa, que motivó la llegada de niños, ahora adolescentes, que traían consigo un "equipaje": una situación de abandono afectivo y no solo material, y muchas veces de negligencia o maltrato.
"Todo lo relativo a sus antecedentes está en la cabeza de un adolescente adoptado, a lo que se unen los pensamientos, sentimientos, ilusiones y anhelos propios de cualquier persona de su misma edad que no ha sido adoptada", ha señalado la experta.
Y llega un momento de su vida en que enfrentan a su pasado: algunos no quieren saberlo por temor a lo que descubrirán y, en cambio, otros "mueven Roma con Santiago" para conocerlo.
"Hay que decir la verdad desde el primer momento, es decir, no ocultar al niño que ha sido adoptado y aportarle la información de esa realidad de manera gradual y adecuándola a su entendimiento a medida que va creciendo", ha remarcado Rosser.
Si llega a "la adolescencia con esa información clara, podrá afrontar mucho mejor la construcción de su identidad", ha asegurado.


miércoles, 3 de febrero de 2016

Autorizacion de nuevas tarifas para Rusia en Madrid y Valencia

Desde este mes de enero en las comunidades de Madrid y Valencia las tarifas aprobadas para la tramitación  de una adopcion en Rusia  son las siguientes:

Remuneración de la entidad en España: 2.100€

Remuneración de la entidad en Rusia: 2.500€

Gastos de legalizaciones, envíos….. en España: 1.000€

Gastos de traducciones, legalizaciones, envíos….. en Rusia:  4.500€


TOTAL: 11.100€